sábado, 1 de octubre de 2011

Definición de Tasas Activas y Pasivas

TASAS ACTIVAS Y PASIVAS

Las tasas activas serán las que la cooperativa aplique en los créditos que otorgue a sus asociados y el monto de intereses resultante representará su ganancia en las operaciones crediticias.

Las tasas pasivas serán las que la cooperativa deba pagar a quienes le han prestado dinero para su desarrollo comercial, financiero o de inversiones, y el monto de intereses resultante que pague presentará una pérdida.


Ahora bien, al momento de tener que calcular cada una de estas tasas existirá una restricción muy importante que condicionará el cálculo, y que es el valor de cada una de estas tasas vigentes en el mercado. Por qué digo restricción? Porque por más que quisiéramos otorgar créditos a una tasa activa del, digamos, 5% mensual, si el mercado (bancos, financieras, etc.) está efectuando esas operaciones al 2,5% mensual, nadie recurrirá a nuestra cooperativa porque resultamos muy caros para ellos, ya que consiguen préstamos en el mercado, mucho más económicos.

Con respecto a las tasas pasivas ocurre lo mismo. Por más que nos propongamos no tomar préstamos a tasas superiores al 1% mensual, por ejemplo, si todo el mercado coloca sus fondos a tasas mínimas de 1,87% nosotros no podremos obtener fondos a la tasa deseada y deberemos aceptar lo que imponga el mercado o quedarnos sin financiación.

Otras de las cuestiones que deben ser consideradas a la hora de calcular nuestras tasas activas y pasivas son:
a) el nivel de gastos fijos o gastos estructurales
b) el volumen de la masa de fondos prestables propios.

Si tenemos un reducido nivel de gastos fijos podemos fijar tasas activas y pasivas relativamente bajas porque con pocas operaciones de crédito obtendremos los recursos (ganancia neta por intereses) suficientes para cubrir los gastos fijos y tener algún margen de utilidad neta.

Si a su vez contamos con un buen volumen de fondos propios a ser destinados a préstamos y no necesitaremos de fondos externos por los cuales pagar tasas pasivas, es claro que todos los intereses que obtengamos serán ganancia pura ya que no habrá que deducirle intereses pagados (a tasa pasiva)

Una fórmula rápida para calcular cuánto dinero necesitamos destinar a créditos y que su producto en intereses cubra los costos fijos, sin dejar utilidad ni pérdida, es decir, lo que se denomina "Punto de equilibrio", es:

Monto de dinero necesario destinado a préstamos = Gastos fijos / (Tasa activa - Tasa pasiva)



Por ejemplo:
Si tenemos gastos fijos mensuales por $ 12.000
Y podemos colocar créditos al 3% mensual y pagamos por el dinero recibido el 1,8% mensual, necesitaremos fondos externos por $ 1.000.000
Si en cambio no necesitamos de fondos externos por tener capacidad prestable suficiente, en el mismo ejemplo (al ser la tasa pasiva = 0) necesitaremos sólo $ 400.000 de nuestros fondos para alcanzar el punto de equilibro.

2 comentarios: